martes, 14 de septiembre de 2021

Vuelve 'Faros de Tinta'. Empieza la segunda temporada

 Descripción no disponible. 

Con el comienzo del curso tras la vacaciones vuelven los clásicos de septiembre. Entre los más recurrentes están los coleccionables por entregas. De esto va hoy la entrada. Mañana, 15 de septiembre, regresa el serial por capítulos que más mola de todos. Alrededor de las 07.30 horas empieza la segunda temporada del webcómic Faros de Tinta, del dibujante, ilustrador, historietista y profesor de Historia Edgar Max. De lunes a jueves, aunque comience en miércoles, colgará en el perfil de Facebook de su alter ego de tinta y papel Bill el Largo los sucesivos episodios de la segunda temporada. Antes de que pinchéis en el enlace aviso de que solo es para los que tienen cuenta en esta red social. Sobre FdT, advierto de que es adictiva. Desde que empecé a seguirla, allá por febrero más o menos, leer la nueva tira ha sido una de las cosas que hago antes de desayunar. Ver el Informativo Matinal para Ahorrar Tiempo de Ángel Martín es la otra.

"¿De qué va?" es la pregunta que toca hacer. Relata el viaje del autor y su familia (mujer y dos retoños) en furgoneta para conocer los faros del norte de España, desde Higuer hasta Finsiterre, durante el verano de 2019. Y todo lo que de ello aconteció (como decían los escritores antiguos al explicar el argumento de sus novelas). La ilustración de Edgar que encabeza estas líneas ennumera los faros visitados. La primera temporada transcurre entre la noche en que al protagonista se le ocurre la idea en su casa de Almería y la por-motivos-desconocidos-de-momento borrosa noche que sigue a su encuentro con los amigos de juventud en su Zaragoza natal. A partir de mañana nos enteraremos de lo sucedido. Para los que queráis poneros al día antes del estreno (repito, solo aquellos que el señor Zuckerberg tiene en su lista podrán hacerlo), pinchad aquí para ver la serie completa. Solo son 65 episodios.

Sinceramente, a mí me enganchó por la promesa de faros, por identificarme con el viaje planeado y por ver a mi Santa y Paciente y a mi suegra reflejadas en algunos de los capítulos. Aventuras y desventuras, ternura, risas, comedia, drama, personajes entrañables (qué tópico me ha quedado esto, pero lo dejo), broncas épicas y muchas refeencias a la cultura pop, especialmente a la música rock y al heavy. Esto significa que tiene banda sonora. Cada uno de los episodios desde que se montan en la furgoneta cuenta con un enlace a una canción de las que sonaban en el CD durante el viaje. Hasta ahora no se ha oído a Pablo Alborán, aunque lo nombran mucho.

En la segunda temporada esperamos que haya faros, porque si no es el mejor mcguffin de la historia. Y ya que me he puesto en modo palabros raros, los clikfinger dan a la historia un aire folletinesco a la altura de Dickens, Dumas, Stevenson, Flaubert, Salgari, Pérez Galdós o Balzac. No es de extrañar que cada mañana seamos cientos los que entremos en la página de Bill el Largo antes de poner a calentar la leche del desayuno. Mañana lo haremos.

Para abrir boca durante la espera, os dejo el teaser que regaló Edgar Max/Bill el Largo el otro día a sus impacientes seguidores. Recordad, estamos en Zaragoza, con los amigos y la familia del prota. Está a punto de ocurrir algo... 

No hay comentarios: